marzo 13, 2014 | Posted in: Uncategorized

Pensarán en un momento, que para evitar las consecuencias de utilizar tacones lo mejor es no ponérselos, pero la realidad es, que así como no resulta adecuado un tacón alto tampoco es aconsejable, ningún tipo de elevación del talón, sino que para que el peso se reparta por su equilibrio, entre la parte delantera y trasera del pie, lo mejor es utilizar un tacón de unos 2 centímetros de alto. Así, el 50%  lo soportará el metatarso y el otro 50% el calcáneo.

Para paliar las consecuencias de usar tacones, la altura del mismo no tendrá que ser mayor de 3 centímetros, el uso de plataformas con no más de 3 centímetros de diferencia entre la parte delantera y trasera del pie es lo lógico. De esto saben mucho y bien en la boutique del tacon donde la experiencia que se les otorga, hace que debamos de hacerles un caso especial.

Podremos evitar las consecuencias de utilizar tacones, si no los llevamos de manera habitual, sino un día eventual para asistir a una fiesta o reunión elegante, pero cuando llegamos a casa y retornamos a la vida cotidiana, nos ponemos tacones más bajos o calzado adecuado para nuestros pies.

También, las consecuencias son menores si el calzado no es tan estrecho, así los dedos no se inmovilizan ni se amontonan unos a otros. Cuándo más alto y estrecho es el zapato, peor son las consecuencias que origina.

Recuerda usar tacones no demasiado altos y si lo haces, procura no andar con ellos todo el día, pues repercutirán con notoriedad en la postura y estructura osteomuscular de nuestro cuerpo.