marzo 17, 2014 | Posted in: Uncategorized

iluminar-cuadros

Bien pueda ser que eres un artista y quieres lucir tu gran obra maestra o sencillamente quieres hacerlo con una pintura especial para ti, saber cómo debes iluminar con corrección una obra de arte es primordial. No sólo la iluminación en condiciones, resalta las mejores características de una pintura, si no que puede esconder los defectos y las zonas descoloridas. Lucir tu obra de arte favorita con la iluminación perfecta, asegurará muchos años de una visión placentera.

La luz incandescente y fluorescente es la iluminación habitual en una casa, pero no es recomendable para los trabajos de arte. Estas bombillas dan tendencia a tener tintes amarillentos y no son suficientes para sacar todo el espectro de color en una pintura.  Esto está comprobado por una  web de cuadros online, donde son conocedores de las ventajas que se tiene, al saber presentar un buen cuadro en la pared.

Las bombillas fluorescentes son dañinas, porque se exceden en luz UV. Según Terrell-lighting.com, la luz UV desvanece muy rápido de color, por lo que es esencial mantener sus pinturas con luz solar (directa e indirecta). Los museos no usan bombillas halógenas, pero para el uso personal son las mejores, si no quiere gastar dinero en bombillas más caras. No es bueno utilizarlas a largo plazo, pero son lo suficiente buenas para proyectarlas a corto plazo, como en una exposición de arte. Las mejores clases de bombillas son MR16 y LED. Son utilizadas por profesionales, son altamente eficientes, tienen una larga vida, aunque pueden tener un precio bastante elevado.