marzo 27, 2014 | Posted in: Uncategorized

El dueño de una marca o empresa, es muy lógico que procure el incorporarla con fuerza en el folleto publicitario. Sería esto una buena idea para dar a conocer nuestra marca, ¿no?. Pues no suele ser así. El problema está, en una confusión que suele existir con el verdadero propósito del folleto. El destino del folleto, naturalmente, es ayudarte a conseguir nuevos clientes. La labor del flyer no es “dar a conocer tu marca”. Y cuando queremos que el folleto cumpla dos o más soluciones a la vez, sólo tendremos un folleto publicitario que no cumple con ninguno. Estas conclusiones, están contrastadas gracias a la experiencia de http://www.pilargon.com/  en los resultados de sus trabajos.

¿Qué importancia habría que otorgarle a la marca en el folleto? Para ello habría que hacerse otra pregunta: ¿Es muy conocida la marca? Si pensamos que es “poco conocida”, la marca no debería ser muy importante en el folleto. En este caso, la aparición de la marca es para que el lector conozca que hay una empresa detrás. Por contra, si la marca es bastante conocida, te ayudará con la intención del folleto, que es vender más. En este caso, la marca debería resaltar bastante más. En otros casos se busca algo genérico de un tipo de oferta, como imprenta madrid, nos dice a que se dedica la empresa y luego relacionará cual es el gancho del folleto.

Mira el siguiente planteamiento, de marca-titular en un folleto y dime qué folleto leerías:

Colchones Pasión

Paga en 24 meses sin intereses

ó

Paga en 24 meses sin intereses

en Colchones Pasiónimprenta

 ¿Ya elegiste? Me parece que elegimos la misma opción.

La excepción, pueden ser los nombres de marca muy efectivos, que acompañan al propósito del folleto. Denominación de marca, que aunque nadie la conozca, apoyan a transmitir tu mensaje. Ejemplos conocidos de nombres de marca son “Duracell” (pilas que duran) o neumáticos “DieHard” (duro de destruir).

Espero que este dato te sea útil y me encantaría que tuvieses mucho, mucho éxito!