septiembre 25, 2015 | Posted in: Uncategorized

Dicen que es de buena suerte si llueve el día de tu boda. Pero sólo los fotógrafos de boda, saben lo difícil que puede ser para tomar fotografías durante la lluvia. Aparte de la lluvia hay otras condiciones climáticas adversas que pueden complicar la posición de un fotógrafo de bodas. Un fotógrafo de bodas profesional, por tanto, debe estar preparado para hacer frente a las difíciles condiciones climáticas y convertirlo en su favor para tomar fotografías memorables.

Para la fotografía de bodas en un lugar con nieve puede ser un reto. Pues se cuenta con un clima que es muy diferente del resto de lugares. En el Pirineo de Girona, debido a su altitud algunas condiciones climáticas son extremas y pueden cambiar varias veces durante un día. Por tanto, un fotógrafo de bodas debe preparar su mejor opción, ya que sería consciente de sus condiciones climáticas y estaría mejor preparado para tratar con ellas.

 El invierno suele ser frío con abundantes nevadas. Puede incluso llegar la nieve, durante principios de la primavera. Pero la nieve es húmeda y pesada a diferencia de la nieve seca en invierno.

Un fotografo de bodas en Girona, tiene que mantener todos estos factores en mente, mientras se prepara para tomar fotos de la boda al aire libre.

 Disparos cuando hace calor

Girona en verano puede ser muy calurosa. Así que prepárate para hacer frente a un día caluroso y húmedo fuera. El fotógrafo deberá llevar ropa de colores claros, que permiten la respiración de la piel. Mantenerse hidratado es muy importante si desea permanecer activo durante toda la función.

La fotografía de una boda es muy exigente. Te mantiene en vilo durante todo un día y así, tienes que tener cuidado con tu salud mediante el aumento de la ingesta de líquidos. Se pueden llevar unas buenas gafas contra el sol, para proteger tus ojos y un sombrero ancho, que puedas empujarlo hacia atrás cuando no es necesario, para cubrirte la cabeza.

 Disparos durante la lluvia

Los disparos en la lluvia, pueden ofrecer excelentes oportunidades fotográficas y los fotógrafos deben permanecer y prepararse, para esos momentos en que se produzca. Si quieres explotar el momento de la lluvia en todo su potencial, olvídate de permanecer seco.

Si estás tirando en un aguacero, que sólo te dan una fracción de tiempo para conseguir tu foto sueño, antes de que se arruine tu ropa y el equipo.

Fotografo de bodas en Girona

Disparos en la nieve

Una boda de invierno en Girona puede ser otro juego difícil, sobre todo si amenaza con nieve, pero un fotógrafo que vale su sal, sabría cómo tener el clima a su favor para tomar memorables fotos de la boda.

Una cosa que tiene que tener en cuenta, es que la nieve es muy reflectante y así, necesitará ajustar su exposición en consecuencia para obtener buenas fotografías.

 Si estás esperando un día de actividad al aire libre, prepárate en consecuencia para vestirte de la manera correcta y con alimentos altos en calorías. El clima frío también puede dañar los equipos, por eso debemos tomar las precauciones necesarias para protegerlos.

 Como la mayoría de las parejas están optando por boda al aire libre, los retos para los fotógrafos, también están aumentando. Por lo tanto, la preparación es muy importante y además, hay necesidad de desarrollar un gusto por las pequeñas aventuras.

 Por otra parte, conseguir una fotografía magnífica de la pareja satisfecha cuando claramente creen que no son observados, sonriendo para todos los demás, con las caras como un par de pequeños que habían logrado escaparse de la escuela, si hubiera sido mi ceremonia de la boda, debería decir que me hubiera encantado esta fotografía y la hice con el conocimiento práctico de que les encantará.